¡Todo acerca de la celulitis!

La celulitis, uno de los problemas estéticos más comunes entre las mujeres, al día de hoy las expectativas físicas relacionadas con la belleza son muy diferentes a las de hace unos años, cada día las perspectivas que tiene la sociedad sobre nuestros cuerpos se vuelve mucho más exigente.

Por esto y por más motivos, muchas personas demuestran un gran interés en conocer algunas incógnitas como las que presenta la celulitis, por ello, en este artículo podrás resolver todas tus dudas.

¿Qué es la celulitis?

celulitis

La celulitis se forma en el momento en el que se produce una acumulación irregular de grasa en algunas zonas concretas del cuerpo como los brazos, los muslos, las nalgas y, a veces, incluso el abdomen o laterales del abdomen.

A pesar de que comúnmente pensamos que es debido a una relación directa con el sobrepeso, pero la creencia popular no acierta por completo, este trastorno o cambio hormonal no siempre está relacionado con el sobrepeso, ya que las personas con constituciones más menudas y con ausencia de mucha masa corporal también pueden padecer este tipo de problemas estéticos, aunque sí que es verdad que cuanto mayor sea el peso más posibilidades existen de padecer este problema.

Muchos nos preguntamos si solo nos afecta a las mujeres, pero realmente este problema a parte de afectar a casi todas las mujeres, existen algunos hombres que también pueden verse afectados, pero de una forma muchísimo más leve.

¿Por qué pasa esto? Las mujeres tienen un índice de grasa corporal mucho más alto que el de los hombres, especialmente en las áreas más afectadas por la celulitis, como las caderas y los muslos, además y más importante las mujeres experimentan más cambios hormonales a lo largo de su vida, como por ejemplo durante el embarazo o la adolescencia.

¿Tipos de celulitis?

Celulitis edematosa.

celulitis

La celulitis por edema se debe a anomalías en el sistema linfático.

El cuerpo necesita eliminar las toxinas, pero si hay un problema con la linfa, las toxinas no se excretarán y permanecerán en el cuerpo en forma de retención de líquidos.

Entre las celulitis, es la más difícil de eliminar, por lo que el diagnóstico oportuno es fundamental para su tratamiento.

La piel con celulitis edematosa suele tener un aspecto suelto, suave y gelatinoso, que cede cuando se aplica una presión mínima en el área.

Suele ir acompañada de acumulación excesiva de grasa, hipotonía y dolor.

Donde más podemos localizar este tipo de celulitis suelen ser principalmente en las piernas, especialmente la celulitis de muslos y rodillas.

Es aconsejable activar el bucle de circulación, pero sin sobrepasarse con el ejercicio.

Se recomiendan actividades físicas moderadas como caminar, nadar o andar en bicicleta.

Tenga especial cuidado con el sol, porque el calor ralentizará la circulación sanguínea.

Se aconseja masaje drenante o revestimientos con algas, la terapia de compresión también es muy eficaz. De hecho, esta es una terapia complementaria a muchos tratamientos cosméticos, porque pueden mejorar el flujo linfático y sanguíneo debido a la presión en las piernas.

Celulitis blanda.

celulitis

Las grasas blandas son más serias, más feas y difíciles de tratar. Se puede reconocer a simple vista. A medida que aumenta la celulitis suave, las venas se hinchan y los tejidos se inflaman.

El aspecto de los tejidos afectados por este tipo de celulitis es casi inconsistente y flácido, afectando habitualmente a los muslos, glúteos y piernas. Aparece en mujeres entre 35 y 45 años.

El tejido blando se deforma debido a su baja tensión muscular, que se hunde y aplasta con una presión mínima.

Al caminar, verá el típico enrollamiento de la celulitis, que suele ocupar una gran superficie.

Sobresalta a personas sedentarias y personas que alguna vez fueron muy activas pero que ya no lo son.

También puede afectar a mujeres que se han sometido a tratamientos dietéticos repetidos y estrictos y que pierden peso de forma rápida y repentina.

Si es grasa blanda, una hoja de ejercicios específica adecuada puede ayudar bien con las partes clave.

En cabina, la mesoterapia se considera muy adecuada (los minerales, vitaminas y extractos de plantas penetrarán para disolver la grasa y ser eliminados por el organismo de forma natural).

En lo que respecta a los anticelulíticos, es importante elegir aquellos que contengan ingredientes reafirmantes además de los típicos activos quema grasas.

Celulitis dura.

celulitis

Las personas que presentan un tipo de grasa dura se caracterizan por tener masas grandes y densas, que invaden los muslos y la pelvis.

Puede reconocerse mediante la palpación con las manos; Tiene un efecto de amortiguación y puede lesionarse cuando tu piel sea compactada ligeramente en el área afectada, en ese momento la piel se puede volver de una tonalidad semejante al morado y existirá la posibilidad de que aparezcan moretones con gran facilidad cuando te golpees.

El área afectada es dura y se asemeja a los bloques. La piel que la recubre se engrosará de manera regular y uniforme.

Una expansión más grande hará que las fibras elásticas de la piel se rompan y aparezcan grietas rojas o blancas, comúnmente conocidas como estrías.

Lo pueden padecer mujeres jóvenes, deportistas y bailarinas que se encuentran sanas, con tejidos firmes, tonificados y sin hinchazón, por lo que es difícil de identificar.

También puede producirse en mujeres con sobrepeso.

En este caso, los métodos no invasivos como la cavitación (ecografía de baja frecuencia para eliminar las células grasas) y el uso de cremas anticelulíticas (tanto de mañana, así como de noche) pueden ser de ayuda.

Los mejores son los que atacan la grasa localizada, que es un reductor de grasa específico para abdomen o glúteos.

Celulitis infecciosa.

1ci

La celulitis infecciosa no tiene ningún tipo de relación con la conocida celulitis común, la primera es una infección de la piel, causada principalmente por unas bacterias conocidas como Staphylococcus Streptococcus.

Desde el momento en el que una de estas bacterias pasa la protección natural de la piel y entra en la capa media llamada epidermis, puede causar perjuicio tisular.

Estas bacterias suelen convivir en la piel con nosotros, pero en el momento en que se produce una abertura de la barrera cutánea superficial, es decir nos cortamos o abrimos paso a las bacterias para entrar en nuestra piel, a través de picaduras de mosquitos etc.

Las bacterias se verán favorecidas por dicho momento y harán uso del tejido para alimentarse y seguir viviendo.

Aunque la celulitis infecciosa puede atacar cualquier zona concreta de nuestros cuerpos, la ubicación más común son las piernas.

¿Causas de la celulitis?

celulitis

Existen muchas razones para que la celulitis haga presencia en nuestro cuerpo.

Estos incluyen el hábito de consumir tabaco, tomar alcohol y beber con frecuencia café, también influye otros factores como una mala alimentación, el sobrepeso y una vida abundantemente sedentaria, todos estos factores pueden provocar un efecto desencadenante de la celulitis.

Ante la duda existente sobre la posibilidad de heredar este problema, no se puede decir que la celulitis tenga esta condición, pero la mayoría de las mujeres con esta enfermedad sí tienen antecedentes familiares, ya sea de sus madres o abuelas, e incluso tías, por tanto, al no existir una evidencia científica no se puede afirmar con total seguridad.

¿Otras causas?

celulitis
  • Ciertos cambios, como pies planos o una columna curva en la cintura, pueden promover la aparición de celulitis en zonas concretas localizadas en lugares relacionados con dichos problemas.
  • Asimismo, vestirte con vestimentas demasiado ajustadas puede dificultar el retorno venoso y un estilo de vida sedentario puede exacerbar la celulitis.
  • Tratar con enfermedades del hígado o del riñón también es un factor a considerar, ya que este tipo de enfermedad propicia la acumulación de desechos y residuos tóxicos, así como la retención de líquidos.
  • La insuficiencia venosa, las varices y otros problemas circulatorios locales pueden provocar problemas en la microcirculación, dando lugar a la aparición de celulitis.
  • La edad tiene un efecto negativo, porque a medida que envejecemos, la piel pierde su elasticidad y se vuelve más frágil.
  • Los factores hormonales también influyen en la aparición de celulitis que está relacionada con niveles elevados de estrógeno, lo que provoca edema o retención de líquidos corporales. La pubertad, el embarazo, la menopausia, el síndrome premenstrual y el uso de anticonceptivos son situaciones en las que se destruyen las hormonas. Estas condiciones desencadenan o agravan la celulitis.
  • Subsistir de pie durante mucho tiempo también puede dificultar la circulación sanguínea y provocar venas varicosas.

¿Síntomas de la celulitis?

celulitis

Más que síntomas, la celulitis común causa algunos signos sobre las áreas afectadas, de todas formas, queda a libre interpretación.

A continuación, te hablaremos sobre algunos de los síntomas:

  • Sensación de inflamación de la zona.
  • Las áreas rojas de la piel tienden a expandirse.
  • Hay algunas personas que pueden llegar a experimentar incluso dolor, una sensación de hipersensibilidad de la zona sin aparente razón.
  • Entre otros síntomas puede parecer que comienzas a tener una sensación térmica más elevada en dichas zonas.
  • En casos extremos puede provocar incluso subida de temperatura corporal, es decir fiebre.
  • Manchas rojas en la piel.
  • Piel de naranja.
  • Vejigas.

Proceso del desarrollo de la celulitis.

celulitis

La celulitis tiene un proceso de desarrollo por fases, sigue leyendo el artículo para conocerlas:

  • Fase 1: La microcirculación venosa y linfática se ralentiza, provocando vasodilatación.
  • Fase 2: Esta vasodilatación provoca que las venas y los vasos linfáticos sean permeables, por lo que el líquido saldrá del ambiente externo (espacio intersticial).
  • Fase 3: Dicho líquido se convierte en tupido y denso, lo que dificulta el intercambio de nutrientes entre las células grasas y los vasos sanguíneos. El tamaño de las células grasas aumentará porque no pueden descargar sus desechos o desechos en el sistema circulatorio. Este tipo de hipertrofia de la grasa puede incluso provocar la degradación de la grasa, lo que arroja su contenido de grasa al exterior.
  • Fase 4: En esta fase se produce la fibrosis. La red que rodea las células grasas, las venas y los vasos linfáticos, esta red dificulta el intercambio de nutrientes entre las células. De otra forma, esta red de fibras también comprime las terminaciones nerviosas y las células grasas, provocando dolor.
  • Fase 5: El avance de la fibrosis producirá una gran cantidad de nódulos, dando como resultado la aparición de celulitis o “piel de naranja”.

¿Tratamiento para la celulitis?

celulitis

Podemos progresar combatiendo con un estilo de vida saludable e intentando hacer deporte de forma constante, aunque debemos tener en cuenta que es muy difícil eliminar la grasa por completo.

Para eliminarla por completo este tipo de grasa, es necesario recurrir a la medicina estética.

Actualmente, existe una variedad de métodos de tratamiento destinados a resolver este problema.

Algunos de ellos son:

Presoterapia.

celulitis

Se trata de un tratamiento corporal que se genera a través de un masaje generado por una diferencia de presión generada al hacer uso de un dispositivo específico que a su vez bombea aire a través de diferentes mangueras a células adaptadas a diferentes partes del cuerpo.

La compresión y descompresión generadas por el masaje activan la circulación y aumentan la oxigenación celular. Por su efecto estimulante sobre la circulación venosa y linfática, ayuda a movilizar los nódulos, reduciendo así la celulitis.

Carboxiterapia.

celulitis

Es una terapia con ácido carboxílico implica principalmente la introducción bajo la piel o transdérmica de dióxido de carbono con fines terapéuticos y estéticos.

Esto logra la vasodilatación de la microcirculación, aumentando así el flujo sanguíneo, la temperatura, la analgesia y el metabolismo celular, mejorando así el tono de la piel y la capacidad de curación.

Además, favorece el drenaje linfático y consigue la lipólisis oxidativa fisiológica, ayuda a eliminar toxinas, trata la celulitis y reduce la acumulación de grasas.

Por otro lado, puede aumentar y reorganizar las fibras de colágeno y elastina, proporcionar una fuerza sustancial a los tejidos, corregir las estrías y tratar los efectos del envejecimiento en la piel.

En este caso estamos hablando de un tratamiento eficaz y sencillo.

El dióxido de carbono se inyecta a través de un dispositivo especial a través de una aguja muy fina, que puede controlar la presión, la velocidad de flujo y el tiempo de inyección, y monitorear la dosis.

El gas se difunde rápidamente a los tejidos adyacentes. Hay que tener en cuenta que casi no tiene efectos secundarios a excepción del ligero sonrojo de la piel, que casi desaparece en unos minutos.

La carboxiterapia puede reducir la grasa, eliminar la grasa local, tratar la flacidez y mejorar varios tipos de imperfecciones y signos de envejecimiento.

Mesoterapia corporal.

celulitis

Esta es una técnica de inyección que va por dentro de la piel, utilizada principalmente para tratar la grasa local y la celulitis.

Recordar utilizar fármacos biológicos es fundamental para evitar posibles reacciones alérgicas locales o sistémicas.

El resultado de este tratamiento depende no solo de la tonificación mecánica provocada por la propia inyección, sino también del efecto del fármaco inyectado.

La tecnología actúa sobre los tres niveles de células, vasos sanguíneos y vasos linfáticos, lo que la convierte en un procedimiento muy eficaz contra la celulitis.

Por su calidad, el tratamiento es recomendado puede combatir la celulitis, la grasa localizada, la flacidez y la obesidad abdominal.

Celulitis.info